Bienvenidos

Deseo que sigais mi Blog, gracias

12 febrero 2010

Vivencias- La llegada

Como dije en mi anterior entrada mí llegada al lugar asignado fue para mí una sorpresa.
Lo encontré encantador, la verdad que mi vivienda en Huesca era tan sencilla, como la mayoría en aquellos tiempos, no teníamos bañeras ni duchas ni por supuesto calefacción. Nuestro modo de calentarnos eran los socorridos braseros o la cocinilla de carbón.
Claro yo al ver aquellos edificios prácticamente nuevos con calefacción central en todos los aposentos, en el sótano unos cuartos de baño con duchas, bañeras, individuales y la parte que era colectiva eran unas pilas para lavar la ropa, claro con agua caliente. 


Os podéis imaginar el placer que sentí de meterme en una bañera llena de agua calentita,
en el mes de febrero y un frío en el exterior intenso.
A mi me toco compartir habitación con otra tres chicas de Huesca, teníamos dos literas una taquilla para cada una, una mesa y también cuatro sillas, unos grandes ventanales y buen balcón. Después de tener nuestras camas preparadas y todo colocado en nuestros pequeños armarios, bajamos a estrenar el comedor, y conocer a otras compañeras.
El comedor era inmenso y la comida era hecha por cocineros españoles, y no la encontramos rara, pues era más bien comida española.
Al entrar en la residencia el primer edificio era para los administradores, con su vivienda, oficinas y una planta para enfermería. Ósea que yo cuando veo reportajes de los emigrantes que fueron a distintos sitios de Europa, pienso que fuimos unas privilegiadas.
Claro no estábamos como podéis suponer gratis, estos gastos venían descontados en la nomina.
Por la noche se cerraba a las diez y de no ser por una razón de peso no te abrían la puerta si llegabas tarde.
Mi experiencia en esta residencia fue muy buena enseguida hice muchas amigas y lo pasábamos muy bien.
En otra entrada os contaré como nos repartieron en las distintas secciones de la fábrica y podréis ver que también tuve suerte con el trabajo.




18 comentarios:

RMC dijo...

Gracias por compartir tus gratas vivencias, un placer leerte.
que disfrutes el fin de semana.
un beso.

Chus dijo...

Muy interesante, Josefina.
Gracias por hacernos pasar ratos tan agradables. Me gustan las fotos. La habitación parece que era muy espaciosa.
¿Cuantos años estuviste?

Mercedes dijo...

Me encanta saborear tus experiencias, deberías reunirlas y escribir un libro, aunque, de alguna forma, lo estás haciendo. Esperaré ansiosa a que nos cuentes qué tal en la fábrica.
Un placer leerte, gracias.

Maria Luisa dijo...

Josefina.
A pesar de los pesares fuiste una privilegiada.
Me gusta como cuentas tus experiencias, con ternura, sin adornos, tal como fue.

Al ver la fotografía se podía decir que tenías una "Habitación con vistas"

Te quiero mucho.

TORO SALVAJE dijo...

Parece muy agradable.
Tuviste mucha suerte.
Me alegro.

Besos.

Katy dijo...

Hola Josefina, si que tuviste suerte. Además por como cuentas las cosas eres una persona muy positiva. Seguro que eso también influyó de alguna manera en cómo asumiste tu vida.
Me ha encantado acopañarte en tus primeros dias en tu nuevo habitat y con tus estupendas amigas. Eras muy guapa.
Besos y feliz finde.

Nikkita dijo...

La llegada parece muy grata. Espero a seguir conociendo la historia.
Buen fin de semana

Man dijo...

Te sigo aunque sea silenciosamente. Continúa por favor, me parece muy interesante.

Mos dijo...

Me alegrode que esta primera etapa que cuentas de Alemania fuese para ti bastante agradable con todas esas comodidades y buen ambiente.

Sigue contándonos, Josefina.

Un abrazo de Mos desde la orilla.

Jose dijo...

creo que fue una privilegiada en esa etapade de tu vida.

Es muy bonito poder recordar esas agradables vivencias,ccn nosotros.

Un saludo

Sakkarah dijo...

Ne va a gustar pasar por aquí...

Un beso.

María Jesús Verdú dijo...

Me alegra que la experiencia fuera buena y supusiera un cambio a mejor en tu vida. Seguiré atenta a la publicación que seguirá...

auroraines dijo...

Sigo leyéndote Jose, me gusta tu historia y como va desarrollándose
cubrió y superó expectativas parece,
que bueno ;)
Un beso

María dijo...

¡Qué bonito es recordar nuestras vivencias pasadas! las que permanecen en nuestro interior, las que jamás podrán borrarse de nosotros.

Gracias, Josefina, por compartirlas.

Un beso.

Adolfo Payés dijo...

Siempre es un gusto inmenso visitarte..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas un día hermoso de San Valentin.

BB dijo...

Gracias por compartir los recuerdos mi querida amiga.

Un abrazo
BB

Balovega dijo...

Hola.. recuerdo de muy chiquita los braseros, la abuela se calentaba con el, me encantaban..

Un besote de feliz día de la amistad

yraya dijo...

Te sigo y me gusta.
Un besito