Bienvenidos

Deseo que sigais mi Blog, gracias

15 febrero 2010

La calle y el frio

En la calle un niño con hambre pide pan
en la calle un niño llora porque no se lo dan
en la calle una madre llorando la guerra esta
en la calle esta guerra a su hijo matara

En la calle hay un hombre olvidado
el frió trepa por su huesos
y en la calle muchos que lo ven pasan de largo
seguros al calor de su dinero o de su maldito ego

En la calle un joven por las drogas esclavo esta
y agritos pide su libertad
pide una mano amiga que le pueda ayudar
y en la calle todos le niegan esa oportunidad

En la calle un anciano enfermo
clama por la soledad y el dolor de su cuerpo
y muchos que lo saben no hacen caso:
tal vez no pagaba el diezmo

Por eso estoy escribiendo
por mis hermanos que en la calle esta muriendo
libertad estoy pidiendo; amor es mi clamor
y a todos les suplico que se acuerden de este rió de dolor

Que se acuerden del ser humano que esta afuera
tan humano como usted o como yo
del que esta desnudo o esta preso
porque hay un Dios que nos va a juzgar por todo eso.

• Autor: Jesús G. M (Seudónimo)

17 comentarios:

Mercedes dijo...

Por mucho que denunciemos las injusticias que hoy nos traes, nunca será suficiente; hemos de hacerlo sin descanso, hasta que no quede en la calle ni un solo ser humano si hogar.
Un abrazo.

Toñi (picapusa) dijo...

que tristeza.. pero es la cruda realidad...

besos!

Nikkita dijo...

Que triste Josefina, y que lejos se vé el conseguir que se acabe, y sobre todo que todo el mundo esté concienciado... es demasiado fácil "mirar para otro lado".
Buen inicio de semana. Besos.

haideé dijo...

Cada vez que uno deja de ayudar a otro que lo necesita, sea quien sea, está siendo una persona ciega... si se da dinero para causas lejanas pero se le aparta la mirada al vecino, se está ciego; si hablamos mal de otro porque no le entendemos, se está ciego... podría seguir porque a cada paso uno se ve reflejado a si mismo en lo que juzga o critica en los demás... mandamos dinero para las catástrofes, y bien por hacerlo, pero nos olvidamos de lo más cercano, que puede se hasta nuestra propia familia... en fin... el que está lleno de amor da amor, el que no sólo palabras... hagamos más y hablemos menos ::) Aunque todo será a su tiempo, cada uno el suyo... por esto decía Confucio que cuando veas a alguien bueno haz todo lo posible por se como él, si encuentras a alguien malo, primero mira en tu corazón.
Un cariñoso abrazo :)

Katy dijo...

Esto se llama Solidaridad, y de momento el conjunto de la sociedad carece de ella. Pero no hay restarle mérito al tantas organizaciones y a tantas personas que trabajan, arriman el hombro y se dejan la piel para cambiar estas situaciones de injusticia que no se resuelven a título personal.
Besos Josefina y buena semana

anamorgana dijo...

Solidaridad eso es, pero tendríamos que clamar todos los días sin descanso.
Besos josefina

Chus dijo...

Que pena!!!

Pero es la vida.

Besos. Chus

TORO SALVAJE dijo...

En esfinges de hielo nos hemos convertido.

Besos.

Glo dijo...

La marganilidad es terrible, aunque sea elegida, el alcohol, las drogas o la inadaptación suelen ser las causas. Pero ¿q podemos hacer?

Paco Alonso dijo...

Hermoso poema el que nos acercas,muy solidario, para rendirse ante él.
Siempre es un placer acercarse a tú espacio.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

medianoche dijo...

Triste realidad, ojalá que los hombres se den cuenta a tiempo que sus iguales sufren, esperemos que el ser humano sea más humano, disculpa mi tardanza estaba de vacaciones.

Besos

Jose dijo...

Estimada amiga con su permiso me tomo este atrevimiento.

Todas las mañanas cuando voy calentito y bien arropado para desayunar,veré del orden de seis o siete personas de distintas edades pidiendo.

puedo darle a una pero por desgracia no a todas y de hecho esa miseria que les doy le hacen falta a todas pero no tengo para todas.

Ya que también estoy en tres ONG

Pero sinceramente me siento tan mal, como cuando me acuesto y pienso en esa pobre gente abandonada de la mano de las personas y de Dios.

La vida la hacemos nosotros ingrta

Luisa dijo...

Hola, Josefina.
En este país hay muchísimo necesitado. Y es un círculo vicioso que no tiene fin. Si piden ayuda estatal, necesitan un domicilio y no lo tienen; luego no les dan ayudas. La poca limosna que podamos darle nosotros es irrisoria comparada con sus necesidades, pero menos es nada.
Con la crisis esto se ha agrabado. Miremos a la ciudad, los "sintecho" son los ojos que la alumbran.

Un beso.

Chesana dijo...

En estos días tan fríos es imposible no pensar en esa gente que como único bagaje tiene unos cartones.

El Drac dijo...

Euébien que te preocupes por tus hermanos y hagas poesía tan sentida en nombre de ellos, cuando hay talento cualquier cosa es un buen motivo para decirlo con belleza. Un gran abrazo

BB dijo...

Cuanta humanidad en tus letras, hermoso Josefina, como siempre, un abrazo

BB

Anónimo dijo...

Solamente digo una cosa: si nos olvidamos de los pobres o necesitados, es como si nos olvidáramos del Evangelio.

Besos MCM