Bienvenidos

Deseo que sigais mi Blog, gracias

29 marzo 2011

Vivencias (travesuras de niños)

Tenemos de nuevo la primavera, una estación estupenda, yo creo que la mejor, aunque cada cual tiene su encanto.



A mi en particular me trae muy buenos recuerdos de la niñez, en este tiempo nos dejaban bajar a jugar a la calle y la verdad era una libertad maravillosa que teníamos desde muy pequeños, ahora es una pena que los niños no la puedan disfrutar, nada más que en pequeños pueblos. Te acostumbrabas a compartir con los amigos juegos divertidos, peleas (también las había) pero siempre andaba por allí algún mayor que ponía orden.



Recuerdo al señor Ricardo, era alfarero amigo de mi padre por vecindad, Nos gustaba mucho ver como daba forma a un trozo de barro y después como lo cocía todo en un gran horno de leña. El tenia un terreno muy amplio y allí acudíamos todas las amigas de sus hijas Isabelita y Matilde, solo lo teníamos prohibido cuando tenia tejas y ladrillos al suelo, tenia miedo que le hiciésemos algún desastre.

Lo pasábamos de rechupete, llevábamos cada una los juguetes que teníamos y bueno…… teníamos cocinas, tiendas muñecos, recortables, tabas. Canicas, y sobre todo mucha imaginación.

De vez en cuando nos enfadábamos, que para eso las niñas éramos….. El señor Ricardo cuando veía que la cosa se ponía fea, nos decía “bueno ¿hay punto final?” Y el que era muy bromista se echaba un pedo y decía pues allí va, claro todas a reír y problema solucionado.

En la calle jugaban los chicos y alguna vez nos íbamos todos al parque, que es precioso,

Cojiamos moras, piñas, y algunas veces nos tiramos piedras con los otros niños “pijos” que se dice ahora, nosotros éramos de los menos pudientes, como decía mi padre “faltos de bienes”.

 
Había en el recinto del parque una biblioteca, era La Casita de Blancanieves, preciosa y podías alquilar libros de cuentos.


También como éramos pequeños pero muy pilletes, nos íbamos a espiar parejas de enamorados a unos paseos de setos y una fuente que se llamaba La Ranita, allí había bancos para pasear los caminantes y claro era un sitio idóneo para esconder algún que otro beso de las parejas de entonces. Como han cambiado los tiempos uffffff.

También quiero recordar la casa de mi tío Félix, muy cariñoso con los niños y muy paciente, vivian El la tía Nieves y sus cinco hijos, unos primos muy queridos para mí.

Allí acudíamos los días de fiesta y no veas lo bien que lo pasábamos gastando bromas por teléfono, si nos veía mi tía ufffff, no veas como se enfadaba, aunque verdaderamente era muy paciente.

Hoy he madrugado pues la tos no me deja dormir y me he puesto manos a la obra, asi voy recordando anécdotas de hace un montón de añicos.

Buena semana a tod@s

Las viñetas están tomadas de Internet

26 comentarios:

María dijo...

Hola, Josefina:

Espero que te encuentres mejor.

Gracias por compartir las anécdotas de tus días pasados, los recuerdos siempre nos traen nostalgias.

Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Gracias por compartir tantas anécdotas y recuerdos.

Besos Josefina.

Katy dijo...

Quién pudiera ser como niño:)
Espero que dejes de toser.
Gracias por compartir recuerdos agradables.
A mi me tuvieron que ingresasr y todo, me dio tal ataque de asme. CUIDATE.
Besos

Las recetas de Abunany dijo...

Deseo que te mejores pronto , la tos en la noche es re fea , a mi me pasa a veces .

Que hermosos recuerdos , casi igual a los mios , pero en otro país .
Grax por compartir momentos felices !!

Un beso , cuidate .
Nancy

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

A cuidarse esa salud ¿eh? Es que ahora con la primavera también llegan las alergias...
Qué bonitos recuerdos, y tienes razón en lo que dices de lo difícil que es jugar en la calle hoy día.

Un beso.

emejota dijo...

Así vivían mis primos y yo lo compartía cuando les visitaba en Semana Santa en el pueblo. Sin embargo mi infancia fue sentida como si hubiera sido una prisionera, que lo fui y mucho. Me parece que me ha tocado ser de las pocas personas que prefieren la vejez a la infancia, pese a todo. Un fuerte abrazo.

emejota dijo...

Así vivían mis primos y yo lo compartía cuando les visitaba en Semana Santa en el pueblo. Sin embargo mi infancia fue sentida como si hubiera sido una prisionera, que lo fui y mucho. Me parece que me ha tocado ser de las pocas personas que prefieren la vejez a la infancia, pese a todo. Un fuerte abrazo.

SEFA dijo...

Hola Josefina, cuantos dias sin pasar por aqui, espero que estes bien y ya veo que tu foto del perfil con Pau...estas super guapa y feliz.
Besicosssssssssss.Sefa

EL AVE PEREGRINA dijo...

Bella historia nos relatas, esas travesuras de niños...las que tantos recordamos, antes si que era jugar e imaginar...hoy ya lo dan todo hecho.

Un beso. Una foto muy bonita con tu nieto en brazos.

Eleanor Smith * dijo...

Feliz Primavera, aquí Otoño.
Qué traviesa eras Josefina! pero siempre tan dulce y tierna como en estos días.

Quiero agradecerte. Leerte para mí no sólo es un placer, sino que me emociona y conmueve siempre tu dulzura y energía.

Te quiero mucho.

Un beso o 2 *

Un gusto venir a visitarte siempre.

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da infinitas gracias por hacernos participes de tus bellos recuerdos y vivencias, un besin muy muy grande.

Jose dijo...

Es un sueño hecho realidad que fue, acordarse de esos inolvidables juegos en la infancia.

Si ahora están con los ingenios electrónicos y ya no saben jugar.

Muy bonito hacernos participes de esa juventud.

Saludos

Chus dijo...

Eran otros tiempos

Es que hay que ver como ha cambiado la vida en unos años, total, tampoco tantos.

Un beso y que te mejores

MARIAN dijo...

GRACIAS POR COMPARTIR ESOS ENTRAÑABLES RECUERDOS. AHORA SE SUPONE QUE VIVIMOS MEJOR, PERO NO ES CIERTO, SE HA PERDIDO LO FUNDAMENTAL,LO QUE IMPORTA, TODO SE MIDE POR EL DINERO ¡QUE PENA!
UN ABRAZO

Glo dijo...

los niños han perdido la calle, ahora están en horario protegido y la mayor parte del tiempo lo pasan con los juegos electrónicos, yo tuve una infancia rural y no teníamos ni juguetes, pero lo pasábamos de miedo imaginando cosas con las piedras.

Alicia dijo...

Querida Josefina:

Que entrada más bonita. Me has hecho recordar mis juegos de la niñez.

Yo hasta los cuatro años vivía en el Centro de Madrid, pero después mis padres y yo nos trasladamos a una barriada periférica. Allí pasé mi infancia y jugábamos a cosas tan emocionantes como la lima, la goma, el escondite inglés, el rescate, etc. Mis hijos no han jugado a nada parecido y estoy segura de que no han disfrutado, ni se han manchado de barro, ni la mitad que sus padres.

Un besito y gracias bonita.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Me encantan este tipo de entradas, me relajan leerlas en estos tiempos de prisas, me gustas recordar el pasado pero sin añoranzas, el mejor tiempo es el presente, un saludo.

Pasto dijo...

Gracias por tus palabras de ánimo. La operación fue bien.En una semana estaré comentando y subiendo entradas con normalidad.Un abrazo

MA dijo...

Gracias amiga Josefina, por compartir tus recuerdos de niñez con estas palabras escritas en el post con nostalgias de ayer sentidas en lo mas tierno de tu corazón.

Besos de MA para ti.

Mil gracias Josefa ,por tu huella amiga en el post de mi blog.

Luisa dijo...

Bonitos recuerdos, Josefina.
Es inevitable que al leerte no acudan a nosotros los años de la infancia. Me han gustado mucho.

Gracias por compartirlo.
Un beso muy fuerte.

cerynise dijo...

Josefina que anécdotas y que recuerdos vividos más bonitos, a medida que te leia me imaginaba tu cara de felicidad al recordarlos y escribirlos.
Gracias por compartirlos, y hacernos sonreir.

Un ABrazo grande.

Fiaris dijo...

Que bello poder compartir contigo estas cosas.
Me preguntas por Fiama, esta muy bien por suerte gracias por ocuparte de ella.
abrazotes.

impresiones de una tortuga dijo...

¡Que bonito, Josefina! recordar con nostalgia aquellos tiempos que no volverán, pero que son nuestros y nadie nos lo puede quitar.
Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Precioso lo que has compartido, recuerdos de niñez que poracá tambien teníamos en esos tiempos.

Te dejo deseos de mejoría y cariños para ti y el bebito.

Dina dijo...

Niiiiiiiiiiiiiña, que gracia me ha hecho ver la casita de Blancanieves... maaaaaaaaaaadre que buenos recuerdos me trae a mí también, lástima que ahora sea un espacio cerrado y no permita dejar volar la imaginación de los pequeños cuando se traspasa esa puerta y se ve todo diminuto.
No sé hace cuanto que no te dejas caer por aqui pero... siento comunicarte que el paseo de los enamorados ya no es lo que era... ¡¡¡ahora tiene luz!!! y han desaparecido los pinos que lo camuflaban, así que resulta imposible que alguien se pueda esconder allí, jeje
Y la fuente de la ranita... nena, ni idea de cual puede ser... asins que no te cuento nada de ella, jajaja

micadart dijo...

I don’t bookmark sites but i will bookmark this! LOL!

aroma essential oils